Durante la Navidad en España, las calles se llenan de luces de colores que, de diferentes formas y dibujos, iluminan las noches más largas del año ya que desde las cinco de la tarde ya oscurece. En casa, se acostumbra a montar y decorar en familia el árbol de Navidad con diferentes adornos y luces, algunas familias también ponen el Belén con el que se representa el nacimiento del Niño Jesús. En los pueblos y ciudades, suelen colocar también un árbol de Navidad y un Belén aunque de un tamaño más grande para que lo pueda ver todo el mundo. Algunos ayuntamientos hasta convocan concursos de belenes en los que se premian aquellos más originales y sorprendentes.

Los mercadillos navideños también son muy típicos en España, en Madrid se hace en la Plaza Mayor, en Barcelona se le conoce como la “Fira de Santa Llúcia”.

Es costumbre que, para recibir el año nuevo, en la conocida Nochevieja, se coman 12 uvas durante las 12 campanadas que se hacen en la Puerta del Sol de Madrid. Mucha gente acostumbra a reunirse en la plaza para recibir el año nuevo.

La tarde del 5 de enero se realiza la Cabalgata de los Reyes Magos, estos desfilan por las calles sobre carrozas decoradas, llenas de luces y música lanzando caramelos a los niños. Esa noche, los reyes magos dejan regalos a los niños que se han portado bien. Al día siguiente, se come el roscón de Reyes en familia el que esconde dos sorpresas; quien encuentre la figurita de un rey mago debe ser coronado y, el que reciba un haba, debe pagar el roscón.

Sin embargo, este año derivado la pandemia, muchas de estas costumbres no podrán hacerse como se hacían hasta ahora, pero, lo que se pueda hacer, se hará con la misma ilusión.